Por @Wicho — 29 de Junio de 2015

Sentinel2A en órbita
Impresión artística del Sentinel2A en órbita - ESA/ATG medialab

Ni una semana ha tardado el satélite Sentinel-2A del sistema Copérnico de la Unión Europea en empezar a transmitir imágenes después de su lanzamiento, tal y como se puede leer en Sentinel-2 delivers first images.

El Sentinel-2A «abrió los ojos» sobre Suecia, capturando una banda de 290 kilómetros de ancho que recorrió el centro de Europa y el Mediterráneo, terminando en Argelia.

Falta terminar de calibrar el MSI, pero estas primeras imágenes ya prometen.


Milán visto por el Sentinel-2A. Se pueden distinguir edificios individuales gracias a la resolución de 1 metro por pixel en la banda visible - Copernicus data (2015)/ESA - clic para acceder a la imagen completa

Valle del Po
Pavia, en el valle del Po, en el canal infrarrojo de alta resolución - Copernicus data (2015)/ESA - clic para acceder a la imagen completa

El Multi Spectral Imager o MSI, su instrumento principal, es capaz de captar imágenes en 13 bandas que van desde el espectro visible –tal y como las veríamos nosotros– al infrarrojo cercano.

Estas imágenes permitirán generar mapas sobre el uso de la tierra con especial énfasis en la cubierta vegetal de esta gracias a su capacidad de ver en el infrarrojo.

Estos mapas permitirán tener un control sobre la cantidad de vegetación que hay en una zona determinada, y el contenido en clorofila y agua de esta, con el objeto de ayudar en la planificación de cosechas; también permitirán vigilar el crecimiento de la cobertura vegetal, o su desaparición, vigilar los bosques, y capturar imágenes de inundaciones, erupciones volcánicas para ayudas en las tareas de ayuda posteriores; asimismo proporcionará información acerca de polución en lagos y aguas costeras.

Como el resto de los satélites del sistema Copérnico el 2A tendrá un gemelo, el Sentinel-2B, que será lanzado en 2016. Juntos darán cobertura a las zonas de latitudes más altas cada 3 días y a las zonas a latitudes más bajas cada cinco días.

Esta frecuencia de repetición en la cobertura es muy importante en una misión destinada a captar imágenes ópticas, ya que las nubes pueden impedirlo con cierta frecuencia; es también interesante esta alta frecuencia de repetición para poder seguir la evolución de cambios rápidos, en especial en el caso de desastres.

Una vez entre en servicio, lo que ocurrirá en unos tres meses, el Sentinel-2A proporcionará hasta 600 terabytes de datos al día, que serán de acceso libre y público.

Copérnico es una red de vigilancia medioambiental que mantendrá bajo observación la superficie de la Tierra, sus océanos, y su atmósfera, con el objetivo de poder contribuir a la toma de decisiones ambientales y de seguridad.

Estará formado por cinco familias de satélites o instrumentos Sentinel que irán a bordo de ciertos satélites, además de recibir y distribuir datos de otros satélites.

En el caso de los Sentinel-1 el objetivo es obtener imágenes de las superficies terrestre y oceánica de Europa, Canadá y las regiones polares casi en tiempo real, en cualquier momento del día o la noche y en todas las condiciones meteorológicas gracias al uso del radar, lo que permite observar a través de nubes y en la oscuridad. El Sentinel-1A fue lanzado con éxito en abril de 2014.

Los Sentinel-3 proporcionarán datos de temperatura del mar, lagos, ríos y similares, temperatura de la superficie de la tierra, altura de las olas, velocidad del viento, etc; los Sentinel-4 y 5 medirán la composición de la atmósfera, aunque en lugar de satélites propiamente dichos serán instrumentos que vuelen en los Meteosat de tercera generación y en los MetOp de segunda generación.

Se pueden seguir las andanzas de los Sentinel en @ESA_EO.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear