Por @Wicho — 14 de Abril de 2015

Esta semana se está celebrando la cuarta Conferencia de Defensa Planetaria, que aunque suena mucho a ciencia ficción en realidad está dedicada a estudiar la amenaza que suponen los asteroides para la Tierra y, en especial, para los que vivimos en ella.

Afortunadamente el impacto con un asteroide de un tamaño tal que pueda suponer un riesgo para nuestra existencia no es algo que ocurra con frecuencia.

Pero sí sabemos que pasa.

Y que el sistema solar está lleno de asteroides.

Así que estos son los cinco pasos que tenemos que seguir ahora que sabemos que esto pasa, al menos según cuenta Bruce Betts de la Planetary Society en Planetary Defense Conference: Steps to Prevent Asteroid Impact:

  1. Encontrar asteroides y cometas que puedan resultar peligrosos, un primer paso obvio.
  2. Hacerles un seguimiento para ver qué órbita siguen y si esta va a cruzarse con la de la Tierra en el futuro.
  3. Estudiar sus características para saber de qué están hechos, si son un solo cuerpo o dos cuerpos que viajan juntos, la velocidad a la que giran…
  4. Esta información será útil para desviarlos mediante el choque de una o varias naves, una explosión nuclear, una nave que tire de él… Aunque hoy por hoy no seríamos capaces de hacerlo.
  5. Coordinar y educar internacionalmente, no solo sobre la necesidad de mantener la guardia, sino también en cuanto a la forma de actuar en el caso de que sea necesario desviar un asteroide, planes para estar preparados para un impacto si no se puede desviar, etc.

Lo curioso es que tan siquiera tenemos el punto 1 de esta lista cubierto, pues no hay ningún esfuerzo internacional permanente y coordinado para localizar estos asteroides y cometas que nos pueden dar un susto, aunque la NASA tiene catalogados los que conocemos con al menos un kilómetro de diámetro en su Near Earth Object Program y actualiza constantemente la base de datos con nuevas observaciones, incluyendo una tabla de riesgo de impacto en la que afortunadamente por ahora todos los asteroides incluidos en ella tienen un cero como posibilidad de impacto..

En lugar de eso, dependemos de la casualidad, como nos recordó el meteorito de Cheliábinsk, por ejemplo, o de redes de telescopios que más o menos se encargan de esta tarea pero que no cubren todo el cielo ni de forma continua, aunque la Agencia Espacial Europea está trabajando en un telescopio con 'ojos de mosca' para detectar asteroides potencialmente peligrosos que nos permitiría cubrir todo el cielo y disponer de una red mundial de telescopios destinados a esto.

De modo que, una vez más: no hay que ponerse histéricos ni nerviosos, pero que los asteroides y las casualidades existen es algo que no debemos olvidar.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear