Por @Wicho — 8 de Enero de 2016

Earthrise 2015 por la Lunar Reconnaissance Orbiter
Earthrise 2015 – NASA/Goddard/Arizona State University

Una de las fotografías más famosas de la historia de la exploración espacial es la conocida como Earthrise, Salida de la Tierra, tomada por William Anders durante la misión Apolo 8 aproximadamente las 16:40 UTC del 24 de diciembre de 1968.

Pues bien, ahora tenemos una versión actualizada, que es la que encabeza esta anotación, gracias a la Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA, que lleva en órbita alrededor de la Luna desde 2009. Normalmente la LRO mira hacia la superficie de esta en ocasiones apunta «de lado» para estudiar la exosfera de nuestro satélite y hacer calibración de los instrumentos de a bordo, y fue una de estas ocasiones la que los responsables de la misión utilizaron para capturar Earthrise 2015.

Claro que la cosa tiene un poco más de complicación: la LRO tiene dos cámaras, una con un gran angular y otra con un tele, para entendernos; la primera capta imágenes en blanco y negro y la segunda en color, así que la imagen final es un compuesto de información obtenida por las dos cámaras.

Además, dado que la superficie de la Luna y la Tierra están a distancias muy diferentes la corrección geométrica de la imagen para ambos cuerpos ha de ser diferente, por no hablar de la diferencia en la cantidad de luz que ambos reflejan.

Los detalles técnicos de la toma están en Looking Over The Limb.

En cuanto a lo que se ve en la imagen, capturada el 12 de octubre de 2015, es el horizonte de la Luna visto desde una posición a 134 kilómetros de altura sobre el cráter Compton; en la Tierra se distinguen perfectamente el océano Atlántico, el desierto del Sahara, Arabia Saudí encima y a la derecha de este, y las costas atlántica y pacífica de América del Sur a la izquierda de la imagen.

Earthrise original
Earthrise – NASA / Bill Anders

Otro aspecto destacable de estas dos imágenes es que en realidad desde la Luna nunca se ve como la Tierra sale o se pone, ya que ambas están en rotación síncrona, con lo que siempre es el mismo lado de la Luna el que mira hacia nuestro planeta, aunque debido a los movimientos de libración de la Luna desde la Tierra llegamos a ver hasta un 59 por ciento de la superficie de ésta.

Sólo se puede ver cómo la Tierra sale o se pone desde una nave en órbita alrededor de la Luna como la LRO, que en su caso da doce vueltas a la Luna cada día.

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear