Por @Wicho — 5 de Mayo de 2014

SpaceX sigue adelante con su empeño de crear cohetes reutilizables, lo que permitirá abaratar los costes de los lanzamientos, y para ello está llevando a cabo pruebas con una plataforma de pruebas conocida como F9R.

Si en su primer vuelo esta alcanzaba una altura de 250 metros, en este segundo vuelo de prueba la altura alcanzada fue de 1000 metros, y poco más de dos semanas después del primer vuelo, lo que también sirve como prueba de cara al tiempo de reciclado de cohetes entre misiones, tiempo que SpaceX quiere reducir.

Por otro lado, SpaceX ya ha conseguido hacer amerizar con suavidad la primera etapa de un lanzador Falcon v1.1, otro importante paso en el proceso de crear un cohete reutilizable.

Mamá, mamá, con patas
Las patas del Falcon v1.1 plegadas antes del lanzamiento - Foto vía @elonmusk

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear