Por @Wicho — 4 de Enero de 2010

Spirit en Marte - Maas Digital LLC para Cornell University y NASA/JPL
Concepción artística de Spirit en Marte - Maas Digital LLC para la Universidad de Cornell y NASA/JPL

Esta madrugada se han cumplido seis años desde que Spirit aterrizara en el cráter Gusev en Marte en lo que estaba planeado como una misión de noventa días pero que ya va casi por los 2.200 y contando, hito del que hay algunos pósters y fondos de escritorio conmemorativos en MER@6.

Primer panorama enviado por Spirit NASA/JPL/Cornell
Spirit Lands On Mars and Sends Postcards: Primer panorama enviado por Spirit - NASA/JPL/Cornell

Durante todo este tiempo Spirit ha ido realizando observaciones sobre la geología y mineralogía marciana que dejan bastante claro que Marte tuvo un pasado en el que el agua fluía libremente por su superficie.

Pero desde el pasado 1 de mayo está atascado en una especie de trampa formada por una capa de sulfato de hierro (III) que quedó al descubierto al romperse la capa superficial del suelo bajo el peso del robot, lo que lo mantiene en una situación comprometida: Spirit se enfrenta a un futuro incierto en el inicio del nuevo año.

Zona en la que quedó atrapado Spirit - NASA/JPL-Caltech
Rock garden: Spirit quedó atrapado en la zona que se ve a la izquierda del centro de esta imagen - NASA/JPL-Caltech

Este compuesto tiene muy poca cohesión, por lo que a las ruedas de Spirit les resulta prácticamente imposible conseguir hacer tracción, lo que además se ve complicado por el hecho de que desde marzo de 2006 su rueda delantera derecha no funciona -aunque ha dado muestras de volver a girar un poco durante los intentos para sacar a Spirit del aprieto- y que desde diciembre de 2009 la rueda trasera derecha tampoco lo hace.

Todos los intentos de sacarlo de allí, que se pueden seguir en el sitio Free Spirit, no solo han fracasado, sino que de hecho han terminado por hundirlo unos seis milímetros más en el suelo marciano durante la última intentona del pasado 26 de diciembre.

Además, la inclinación de Spirit sobre el suelo, de unos cinco grados hacia el Sur, hace que pueda aprovechar menos la energía del Sol con sus paneles solares para recargar las baterías, pues en esta época del año pasa bajo por el cielo del norte.

Así que en estas condiciones, y teniendo en cuenta que Spirit está en el hemisferio sur de Marte, donde ahora es invierno, puede ser cuestión de semanas o a lo sumo algunos meses -algunos cálculos dicen que no más allá de mayo- el que se quede sin energía suficiente para seguir en funcionamiento y se congele, aunque si soplaran vientos lo suficientemente fuertes podrían ayudar a limpiar un poco los paneles como ya ha sucedido en otras ocasiones.

Esto podría obligar al control de la misión a tomar la decisión de intentar cambiar la inclinación del robot aún a costa de enterrar definitivamente las ruedas de un lado para que al menos pudiera seguir haciendo ciencia aunque no se moviera más de sitio, aunque esto tampoco aseguraría su supervivencia.

De todos modos, el futuro de la misión también está pendiente un análisis de la relación coste / resultados de esta que tendrá lugar en febrero.

En cualquier caso, no creo que nadie pueda quejarse de los resultados obtenidos, y será un día triste para todos los interesados en la investigación espacial aquel en el que Spirit envíe su último bit de datos desde Marte.

(Vía Scott Maxwell, AKA @marsroverdriver).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear