Por @Wicho — 30 de Agosto de 2017

Un grupo de computadoras de Harvard

Entre 1885 y 1927 el Observatorio del Harvard College empleó a un buen número de mujeres, a las que se les conoce como las computadoras de Harvard cuyo trabajo era estudiar las placas de vidrio en las que se tomaban las fotografías astronómicas. Y algunas de ellas realizaron grandes contribuciones al avance de la astronomía.

  • Williamina Fleming, por ejemplo, descubrió la nebulosa Cabeza de Caballo y desarrolló un sistema para clasificar estrellas en función de la cantidad de hidrógeno presente en su espectro.
  • Henrietta Swan Leavitt, entre otras cosas, descubrió cómo medir distancias en el espacio gracias a sus observaciones acerca del brillo de las cefeidas.
  • Annie Jump Cannon creó el Sistema de Clasificación de Harvard para clasificar estrellas por su tipo espectral, clasificación que aún hoy en día es la más popular.
  • Cecilia Payne-Gaposchkin, por su parte, fue la primera persona en proponer que las estrellas están formadas fundamentalmente por hidrógeno, algo que iba contra lo que se creía hasta entonces.

Pero aún así los nombres de estas cuatro mujeres son relativamente desconocidos, por no hablar de los de sus compañeras, algo que quiere cambiar el proyecto Phaedra.

Phaedra, de Preserving Harvard's Early Data and Research in Astronomy, o Conservando los datos e investigaciones tempranas de Harvard en astronomía, tiene como objeto catalogar el trabajo de estas mujeres.

Para ello están digitalizando las fotografías que ellas estudiaron y miles de páginas de sus cálculos, pero buscando además poder atribuir a cada una de ellas lo que le corresponde, algo que no es nada fácil porque en su momento no se documentó mejor porque no parecía que fuera importante hacerlo. Y es que de algunas no sabemos todavía más que sus iniciales escritas en algunas de las placas de vidrio.

Las computadoras de Harvard son también en quienes se basó Miguel Ángel Delgado para escribir Las Calculadoras De Estrellas, una novela muy recomendable basada en hechos reales.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear