Por @Wicho — 20 de Septiembre de 2008

El transbordador espacial Endeavour está desde este mediodía en la plataforma de lanzamiento 39B del Centro Espacial Kennedy, en principio para ser preparado para la misión STS-126, pero listo para ser preparado en diez días para el lanzamiento de la misión STS-400 de ser necesario.

Es la primera vez desde julio de 2001 en la que coinciden dos transbordadores a la vez en sendas plataformas de lanzamiento, algo que sólo ha ocurrido en 17 ocasiones antes que esta, y algo que con toda seguridad no volverá a producirse, ya que una vez lanzado el Endeavour la plataforma será reformada para el proyecto Constellation.

Atlantis y Endeavour en sus plataformas de lanzamiento - NASA
Atlantis, en primer plano, y el Endeavour en sus respectivas plataformas de lanzamiento - NASA

La misión STS-400 sería la misión de rescate que se lanzaría en el caso de que el Atlantis resultara dañado durante el despegue para la misión STS-125 de forma que no le resultara posible volver a tierra sin poner en peligro su tripulación.

Durante la misión de rescate ambos transbordadores se acoplarían mediante sus brazos robot para mantener sus posiciones relativas, se tendería un cabo entre ambas naves en un primer paseo espacial, y a lo largo de ese y otros dos paseos espaciales la tripulación del Discovery pasaría al Endeavour, que volvería a tierra con sus cuatro tripulantes y los siete del Atlantis a bordo.

Después de eso la NASA podría intentar traer el Discovery de vuelta a casa por control remoto o bien lo destruiría mediante una reentrada controlada en la atmósfera sobre el Pacífico, con la zona de impacto de los restos al norte de Hawai.

El problema enorme sería que el Endeavour resultara también dañado en el lanzamiento, claro.

Por otro lado, esta semana se descubría que había piezas de aislante sueltas en uno de los contenedores de carga que se están preparando para el Atlantis, y aunque los operarios de la NASA ya han retirado esas piezas todavía no está claro si el retraso que eso supuso para poder instalar la carga en el Atlantis afectará a la fecha de lanzamiento.

Además, una de las cámaras del telescopio espacial Hubble, la NICMOS, la cámara y espectrómetro multi-objeto del infrarrojo cercano, está en estos momentos desconectada porque tras una actualización de su software en preparación para la misión del Atlantis parece que se ha formado hielo en su circuito de refrigeración, lo que hace que sus bombas vayan demasiado rápido. Se espera poder arreglarlo desde tierra, pero de no ser posible no está claro que efecto pueda tener esto en la misión.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear