Por @Wicho — 7 de Septiembre de 2011

Sonda arruinada sobre la superficie de Venus
Impresión artística de los restos de una sonda sobre la superficie de Venus

Una presión atmosférica de 92 atmósferas y una temperatura media de 464 grados Celsius hacen que la superficie de Venus no sea precisamente un lugar amigable para las naves espaciales.

Aún así, los soviéticos consiguieron colocar sobre su superficie varias sondas de las series Venera y VeGa, aunque ninguna de ellas sobrevivió más que un par de horas en el mejor de los casos, lo que de todos modos ya era todo un éxito teniendo en cuenta que estaban diseñadas para aguantar una media hora.

Daniel Marín hace un repaso de los desafíos que supone explorar la superficie de nuestro vecino, el planeta más caliente del sistema solar, en Construyendo una nave capaz de sobrevivir en la superficie de Venus.

Incluye no sólo las ya mencionadas Venera y VeGa sino también algunos extraños proyectos para construir sondas que pudieran durar meses sobre la superficie del planeta e incluso el rover cuya ilustración encabeza esta anotación y que habría obtenido su energía de un par de generadores eólicos.

Venerojod
El Venerojod, un proyecto soviético para construir un rover capaz de recorrer la superficie de Venus

Si te pica la curiosidad, hay un completo y recomendable sitio web dedicado al programa soviético de exploración de Venus llamado Venera: The Soviet Exploration of Venus, aunque claro, hay que saber inglés ;-)

(Lo de Eureka, vía Summify).

Actualización: @Chubaxco nos pasa el enlace a Baikonur, aquí nave interplanetaria Venera, establecida en Lucifer, una completa e interesantísima anotación de La pizarra de Yuri sobre el programa Venera.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear