Por Nacho Palou — 10 de Febrero de 2014

En el vídeo se puede ver cómo un disco de material conductor enfriado con nitrógeno líquido se vuelve superconductor (conduce la electricidad sin ofrecer resistencia eléctrica y repele campos magnéticos débiles) con lo que basta darle un ligero empujón para que sigua el recorrido de una pista hecho con imanes, levitando sobre ella.

Vía GigaOm.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear