Por @Wicho — 25 de Abril de 2018

Murus berlinensis

Cuando me preguntan por qué insisto en criticar la homeopatía, la astrología, las seudociencias… («¡Deja que la gente haga lo que quiera!»), siempre recuerdo esta frase de Montesquieu:

«Instruid a los incautos y acabaréis con los bribones».

– Xosé Castro

En una reciente reunión del Consejo Interterritorial del Ministerio de Sanidad se presentó un borrador de orden ministerial que dice que los productos homeopáticos tienen tres meses para pasar controles o no podrán ser vendidos en las farmacias. Pero a pesar de lo que pueda parecer no es una gran noticia ni en realidad es ninguna novedad.

Para empezar tanto el Real Decreto 2208/1994 como el Real Decreto 1345/2007 ya establecían la necesidad de que los productos homeopáticos pasaran una serie de controles y que demostraran su eficacia si querían obtener su autorización como medicamentos con indicación terapéutica. Pero esos reales decretos nunca fueron puestos en efecto, así que poca novedad en este sentido.

Así que lo que pretende la orden ministerial en cuestión en realidad es legislar los productos homeopáticos para incluirlos de una vez en el registro en la Agencia del Medicamento con unos mínimos controles. Y según el borrador de la OM cuando no puedan demostrar su eficacia, lo que será en todos y cada uno de los casos, pues la homeopatía no funciona más allá del efecto placebo, sólo tendrán que indicar «medicamento homeopático sin indicaciones terapéuticas aprobadas». Las negritas son mías.

Llamarlos medicamentos cuando no lo son ya es malo, pero dejarlos entrar en el registro de medicamentos aún a sabiendas de que no hacen nada es mucho peor porque les da una pátina de credibilidad que no deberían tener. Aunque la responsabilidad de esto no recae en el gobierno de España sino en una directiva europea de 2001 que determina que se tienen que denominar medicamentos aún cuando no incluyan indicaciones terapéuticas.

Hay responsables de sanidad de algunas autonomías que se oponen a esto, así que habrá que ver en qué para la cosa, pero todo apunta a que sí, que de esta vez los productos homeopáticos podrán venderse en las farmacias como medicamentos. Aunque no lo sean.

Más información al respecto en La homeopatía se venderá en farmacias como medicamento aunque Sanidad reconoce que no cura y en La Tercera Orden (sobre productos homeopáticos), donde Fernando Frías cuenta no sólo como les van a dejar colarse en las farmacias sino además cómo les van a condonar las deudas contraídas en todo el tiempo que llevan vendiéndose sin haber estado registrados en ningún sitio.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear