Por @Wicho — 14 de Febrero de 2015

La sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea lleva en órbita alrededor del núcleo del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko desde el 6 de agosto de 2014.

Esta órbita no es siempre la misma para poder cubrir distintas zonas del núcleo tanto con sus cámaras como con sus instrumentos de a bordo.

A veces está más lejos, a veces más cerca.

Hoy, 14 de febrero de 2014, a las 12:41 UTC, ha tenido su máxima aproximación hasta la fecha, pues pasará a tan sólo 6 kilómetros de la superficie de 67P, tal y como se puede leer en Rosetta swoops in for a close encounter.

Rosetta pasará sobre las zonas más activas del cometa con la idea de que los científicos de la misión puedan estudiar y analizar la relación entre la actividad de la superficie y la atmósfera del cometa; en particular buscarán zonas en las que escapa gas de la superficie del cometa y como las sustancias presentes en esos chorros evolucionan según se alejan del núcleo.

La pasada se realiza con el Sol a sus espaldas, de tal forma que pueda obtener imágenes sin sombras, así que las imágenes igual son menos dramáticas de lo que nos gustaría a los espaciotrastornados, pero aún así no podremos evitar esperar con ansia viva a que estas empiecen a hacerse públicas, lo que debería ocurrir a partir del lunes 16.

Las próximas órbitas llevarán a Rosetta a distancias de entre 15 y 250 kilómetros del núcleo de 67P para mantenerla a a una distancia razonable de este para que no resulte dañada por el aumento de su actividad.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear