Por @Wicho — 14 de Junio de 2015

Desperezándose…

A las 22:28 del 13 de junio de 2015, hora central europea, volvieron a recibirse paquetes de datos provenientes de Philae, el aterrizador de la misión Rosetta, tal y como se puede leer en Rosetta's lander Philae wakes up from hibernation.

Durante una ventana de comunicaciones de 85 segundos el Centro de Operaciones Espaciales de la Agencia Espaciaal Europea en Darmstadt recibió 800 paquetes de datos del aterrizador.

Estos indican que la temperatura interna de este es de -35ºC y que dispone de 24 vatios de potencia, por lo que, en palabras de Stephan Ullamec, el director del proyecto Philae, está listo para seguir funcionando. Necesita 6 vatios para reiniciarse, 9 para aceptar comunicaciones, y 19 para poder enviar datos a Rosetta

Philae llevaba 211 días en silencio después de haber aterrizado en el núcleo del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko el pasado 12 de noviembre de 2014 y de que unas 60 horas después se agotaran sus baterías al haber quedado posado en un sitio en el que no recibía la suficiente luz del Sol como para recargarlas.

Pero siempre había habido la esperanza de que según 67P se acercara al Sol Philae fuera recibiendo más y más energía solar hasta permitirle salir de su hibernación y comunicarse de nuevo con el control de la misión y seguir haciendo ciencia en un mundo helado a millones de kilómetros de la Tierra, como así ha sido.

Y de hecho, por los datos recibidos hasta ahora, parece claro que Philae ya se había despertado antes, pero que simplemente no disponía de la potencia suficiente como para comunicarse: aún quedan más de 8000 paquetes de datos en su memoria que habrá que descargar y analizar según Rosetta pueda ir actuando como relé de comunicaciones.

En cualquier caso, todo parece indicar que tendremos Philae para rato ahora que recibe suficiente energía como para cargar sus baterías y que volverá a trabajar codo con codo con Rosetta.

Una noticia magnífica para una ambiciosa misión espacial que no ha hecho más que ir demostrando que con planificación y dedicación somos capaces de hacer verdaderas proezas como poner una nave en órbita alrededor del núcleo de un cometa por primera vez en la historia, y hacer aterrizar una sonda en ese núcleo, también por primera vez en la historia..

Sin lugar a dudas uno de los mayores éxitos de la Agencia Espacial Europea en particular y de la investigación espacial en general de los últimos años.

Rosetta y Philae están en Twitter como @ESA_Rosetta y @Philae2014 y a mi corazoncito geek le emociona ver como vuelven a hablar entre ellas:

¡Hola!

XKCD ha estado al quite para la ocasión:

Philae despierta por XKCD
Informe de estado:
Rosetta: en el espacio
Philae: ¡Hola!
Control de la misión: !!!!!!!!!!!!!!!
Científicos: !!!!!!!!!!!!!!!
¿Hemos aterrizado en un cometa?: Sí
Sol: caliente
Cometa: grande
Philae, ¿dónde estás?: en casa

Los resultados de esta misión nos permitirán saber más acerca del sistema solar en sus primeros tiempos, pues los núcleos de los cometas son algunos de los objetos que menos modificaciones han sufrido con el paso del tiempo y estudiar sus características nos permite aproximarnos a las condiciones que reinaban cuando se comenzó a formar nuestra pequeña esquina del universo.

(Lo de hacer historia, vía Alberto Serna).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear