Por @Wicho — 29 de Mayo de 2009

A menudo se argumenta que se gasta un montón de dinero en programas espaciales cuando ese dinero podría ser dedicado a otras cosas más provechosas, aunque conviene no olvidar lo mucho que le debemos a los distintos programas espaciales, no sólo en cuanto a conocimientos sino en cuanto a avances tecnológicos que usamos a diario.

Pero Nancy Atkinson de Universe Today se ha tomado la molestia de buscar algunos datos y en 8 Ridiculous Things Bigger Than NASA’s Budget compara el presupuesto de la NASA para 2010, que es de 18.700 millones de dólares y representa menos de un 1 por ciento del presupuesto de los Estados Unidos con otras cosas y ha descubierto que:

  • Los estadounidenses se gastan más en pizzas -unos 27.000 millones de dólares- al año que en la NASA.
  • Tabién se gastan unos 88.800 millones de dólares en tabaco y otros 97.000 millones en alcohol, por no hablar de los 313.000 millones que se estima que cuesta el tratamiento de problemas médicos relacionados con estos dos productos.
  • Se estima que se gastan unos 64.000 millones en drogas, que provocan unos gastos de 114.200 millones de dólares en tratamientos médicos.
  • Bernie Madoff consiguió hacerse con unos 50.000 millones de dólares gracias a su esquema Ponzi, aunque al final esto haya dado con sus huesos en la cárcel.
  • Y, para terminar, se gastan 586.500 millones de dólares en apuestas.

¿Cara la investigación espacial? No, creo que no.

Y estoy seguro de que se podrían buscar comparaciones similares en los casos de las otras agencias espaciales activas en el mundo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear