Por @Wicho — 3 de Diciembre de 2010

Los responsables de la NASA han anunciado hoy que aunque las reparaciones en el depósito de combustible del Discovery ya están terminadas necesitan más tiempo para comprobar qué causó las grietas que aparecieron en este y en qué forma podrían afectar a la seguridad del vuelo.

Detalle de las grietas - NASA
Las dos primeras de las cuatro grietas que aparecieron - NASA [imagen completa: jpeg a 2.000×3.008 pixeles]

Aplicación de la nueva capa de espuma aislante - NASA
Aplicación de la nueva capa de espuma aislante tras completar las reparaciones de las grietas - NASA [jpeg 1.001×750 pixeles, 569 KB]

Por ello, resulta imposible que puedan aprovechar la ventana de lanzamiento para la misión STS-133 que comienza el 18 de diciembre, como esperaban en estos últimos días.

Así, tendrán que esperar como poco hasta el 3 de febrero a las 7:34 de la mañana, hora de España (UTC +1), que es cuando empieza la próxima ventana de lanzamiento, que dura hasta el día 10.

En caso de no poder aprovechar tampoco esta tendrían que esperar al 27 de febrero, para una ventana de lanzamiento que termina el 6 de marzo.

Obviamente esto provocará también el retraso en el lanzamiento de la misión STS-134, que ahora queda fijado como muy pronto para el 1 de abril.

Los ingenieros y técnicos de la NASA aprovecharán el tiempo extra para hacer nuevos análisis y llenar y vaciar el tanque para comprobar si los modelos que están manejando son correctos; también realizarán pruebas en piezas como las que han fallado a las que se le provocarán distintos fallos de fabricación para validar estos datos.

(Vía NASA).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear