Por @Wicho — 9 de Marzo de 2006

La agencia espacial japonesa anunciaba esta semana que ha conseguido restablecer contacto parcial con la sonda Hayabusa tras perder contacto con ella en diciembre y que esto les ha permitido hacer una evaluación de su estado actual.

Esta sonda tenía como misión aterrizar en el asteroide Itokawa, tomar muestras de su superficie, y devolverlas a la Tierra, pero esta misión ha estado plagada de problemas casi desde el principio, pasando por problemas con el sistema de control de la sonda, dudas acerca de si llegó a establecer contacto con el asteroide o no, o por la pérdida en el espacio de un pequeño robot que llevaba a bordo que tenía que haber ido tomando muestras de temperatura y fotografías de la superficie del asteroide, para terminar con un fallo en uno de los propulsores que hizo que la sonda quedara girando sobre si misma y de este modo perdiera contacto con el control de la misión.

Tras esperar a que el movimiento de precesión de la sonda se convirtiera en uno de rotación la JAXA ha conseguido restablecer contacto poco a poco con la sonda y a estas alturas ha conseguido determinar que se encuentra a unos 13.000 kilómetros del asteroide y alejándose de este a una velocidad relativa de 3 metros por segundo.

También parece tener claro que a la sonda le queda muy poco combustible para sus motores químicos a causa de una fuga que se habría producido a principios de diciembre, así que ahora intentarán utilizar sus paneles solares para cargar los motores de iones de Hayabusa, motor que le permitiría controlar su actitud y así permanecer con sus antenas apuntando a la Tierra.

Si consiguen esto, el plan parece ser vaciar el poco combustible que le queda para evitar que cause más problemas y utilizar el empuje de los motores de iones para traer la sonda de vuelta, lo que no ocurriría antes de 2010 dado el reducido empuje de este tipo de motores.

De tener éxito, sería la primera vez que se consiguiera traer muestras de la superficie un asteroide a la Tierra, pues las que trajo la sonda Stardust con de la cola de un cometa, que se supone que tiene una composición diferente.

(Vía MSNBC.com y Wikipedia.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear