Por @Wicho — 22 de Julio de 2014

Astronauta haciendo ejercicio
Para los astronautas es fundamental hacer ejercicio para reducir al mínimo los efectos perniciosos de estar varios meses en caída libre

Uno de los problemas que tiene vivir en la Estación Espacial Internacional, como ya hemos comentado por aquí en alguna ocasión, es que no se puede ir de compras ni hay lavadora, con lo que los astronautas tienen un suministro más bien limitado de ropa.

Por ello visten la misma ropa, incluida la ropa interior, durante días, y aunque como explica Chris Hadfield en 6 Ways Movies Get Space Wrong el hecho de que en caída libre la ropa no esté todo el rato en contacto con el cuerpo de los astronautas, esto no es óbice para que en la NASA estén trabajando en formas de llevar mejor este asunto.

Así, tal y como se puede leer en Los astronautas ya no olerán mal, desde la semana pasada los tripulantes de la EEI disponen de nuevas prendas para hacer ejercicio que incorporan un tratamiento que se supone que las hace resistentes a gérmenes.

Se espera que estas prendas, que llegaron a bordo de la cápsula de carga Cygnus Orb-2, contribuyan a que el olor en el interior de la Estación sea más llevadero.

¡Ah, el glamour de ser astronauta!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear