Por @Wicho — 13 de Julio de 2015

Del departamento de enlaces traspapelados, un estudio publicado en The Journal of The American Medical Association sobre 95 727 niños titulado Autism Occurrence by MMR Vaccine Status Among US Children With Older Siblings With and Without Autism (Ocurrencia de autismo a causa de la vacuna triple vírica en niños de los Estados Unidos con hermanos mayores con y sin autismo) concluye que:

En esta amplia muestra de niños con seguro privado que tienen hermanos mayores, recibir la vacuna triple vírica no se ha asociado con un aumento del riesgo de desórdenes del espectro autista, independientemente de si los hermanos mayores lo tienen. Estas conclusiones indican que no hay ninguna relación dañina entre la vacuna triple vírica y los desórdenes del espectro autista entre niños que ya presentaban mayor riesgo de sufrirlos.

Lo cual no es en realidad ninguna sorpresa, ya que el estudio de Andrew Wakefield que supuestamente relacionaba la triple vírica y el autismo resultó ser un fraude.

Pero lo malo es que no sólo lo siguen usando los antivacunas para promover sus ideas, que provocan muertes y sufrimientos innecesarios y evitables, sino que además tenemos que seguir gastando dinero en demostrar una y otra vez que no hay ninguna relación entre la triple vírica y el autismo.

Las vacunas funcionan, y salvo indicación médica al contrario, lo mejor que puedes hacer por tu –y por los que les rodean– les respetar el calendario de vacunas.

Pero por si aún no lo tienes claro, léete ¿Dudas si vacunar a tu hijo?, un texto escrito dirigido a los padres que dudan si vacunar a su hijo.

(El País vía @Electro_Duende).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear