Por Nacho Palou — 26 de Marzo de 2015

The Slow Mo Guys graban en el vídeo CD Shattering at 170,000 fps! cómo un disco compacto girando a 23.000 vueltas por minuto se deshace en miles de pedazos debido a las fuerzas del giro.

La velocidad de grabación hacia el final del vídeo es de 170.000 fotogramas por segundo, lo que permite reproducir el vídeo a una velocidad tan lenta como ver las cosas sucediendo unas 7000 veces más despacio de lo que suceden en el MundoReal™. A velocidad “normal”, de hecho, es imposible ver cómo se destruye el CD: éste simplemente desaparece.

Dicho de otro modo, a esa lentitud de grabación (170.000 fps) son necesarias unas 7 horas y media para visualizar una grabación que en el MundoReal™ dura 4 segundos.

Vía HolyKaw.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear