Por @Wicho — 15 de Julio de 2015

El club de los no-planetas
The not-planets: Montaje por Emily Lakdawalla. La Luna: Gari Arrillaga. Otros datos: NASA/JPL/JHUAPL/SwRI/UCLA/MPS/IDA. Procesado por Ted Stryk, Gordan Ugarkovic, Emily Lakdawalla, y Jason Perry - CC BY-NC-SA 3.0 ES - Clic en la imagen para ver el original [4,5 MB]

Según la Unión Astronómica Internacional un planeta es

Un cuerpo celeste que

(a) Gira alrededor del Sol
(b) Tiene suficiente masa para que su gravedad supere las fuerzas del cuerpo rígido, de manera que asuma una forma de equilibrio hidrostático, de forma esférica, y
(c) Que haya despejado la zona de su órbita.

Conocemos docenas de cuerpos en el sistema solar que cumplen las dos primeras condiciones pero no la tercera, como por ejemplo Plutón, que en 2006 fue relegado a la categoría de planeta enano justo después de que la UAI adoptara esta definición de planeta…

Aunque se podría decir que la UAI adoptó esta definición de planeta por culpa de Eris y para evitar que el número de planetas pudiera seguir creciendo.

En cualquier caso, conocemos montones de objetos en el sistema solar lo suficientemente grandes como para que su propia gravedad los haga ser redondos, cumpliendo el apartado (b) de la definición, aunque les fallen el (a) y el (c).

Ahora que tenemos imágenes decentes de Plutón, Emily Lakdawalla, de la Planetary Society, ha creado esta imagen en la que recoge, a escala, todos los no-planetas del sistema solar que hemos visitado con sondas espaciales, ya sea de paso, quedándonos en órbita, o incluso aterrizando en algunos de ellos.

Los no-planetas etiquetados
Montaje por Emily Lakdawalla. La Luna: Gari Arrillaga. Otros datos: NASA/JPL/JHUAPL/SwRI/UCLA/MPS/IDA. Procesado por Ted Stryk, Gordan Ugarkovic, Emily Lakdawalla, y Jason Perry - CC BY-NC-SA 3.0 ES - Clic en la imagen para ver el original [4,5 MB]

Algunos de los que salen, como por ejemplo Proteo y Vesta, no son perfectamente redondeados, pues están en el límite para que su gravedad lo tienda a redondearlos pero no termina de hacerlo.

Y unos cuantos de ellos, incluyendo nuestra propia Luna, son más grandes que Plutón, así que no parece tan descabellado aquello de haber terminado por considerarlo un planeta enano.

En cualquier caso, una imagen preciosa que apenas recoge un poco de la variedad de nuestro barrio en el cosmos.

Y por aquello de poner todo un poco más en contexto: El sistema solar a escala en una ilustración, Lo vacío que está el sistema solar, y El tamaño de planetas y estrellas, en una espectacular animación.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear