Por @Alvy — 6 de Julio de 2015

Ingenieros de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne (Suiza) han diseñado para un proyecto llamado CleanSpace One un satélite capaz de «comer basura espacial» atrapándola con una red en sus fauces. Como Pac-Man pero orbitando la Tierra y deshaciéndose de minisatélites y piezas que andan por ahí orbitando sin control.

Según cuentan, los restos de basura espacial llegan a alcanzar velocidades de 7 km/s y pueden convertirse en proyectiles letales para la Estación Espacial Internacional o los diversos satélites artificiales que orbitan nuestro planeta. La NASA monitoriza actualmente los que tienen un tamaño superior a 10 cm, pero el problema es eliminarlos de algún modo.

El satélite CleanSpace One es un «cubo» de los llamados SwisssCube, de unos 10×10×10 cm; va equipado con cámaras que detectan los restos que andan por ahí sin control y puede capturarlos con una pequeña red, de forma autónoma. Una vez hecho esto podría maniobrar con ellos o lanzarlos hacia la Tierra para que se desintegren. Sus creadores esperan poder poner el primer CleanSpace One en órbita hacia 2018.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear