Por @Wicho — 25 de Marzo de 2013

Lansat 8
Primera imagen del Landsat 8 - USGS/NASA Earth Observatory

Aunque no será formalmente el Landsat 8 hasta que la NASA termine de probar y calibrar los instrumentos de a bordo y ceda su control al Servicio Geológico de los Estados Unidos, el Landsat Data Continuity Mission, el más reciente satélite de la serie Landsat, enviaba la semana pasada sus primeras imágenes.

Planeado para durar 5 años y medio, aunque lleva combustible suficiente como para 10 años, el Landast 8 se unirá al Landsat 7 para obtener imágenes con una resolución de entre 15 y 100 metros en el espectro visible, en infrarrojo cercano.

Será capaz de captar unas 400 imágenes al día frente a las 250 del Landsat 7, y servirá, como sus predecesores, para que podamos ver procesos en la superficie de nuestro planeta que de otra forma pasarían desapercibidos combinando datos obtenidos en las distintas longitudes de onda por sus instrumentos.

Estos son el Operational Land Imager (OLI), que se encarga de obtener datos en el espectro de la lus visible y en el infrarrojo, y el Thermal Infrared Sensor (TIRS), que mide el calor emitido por la superficie de la Tierra.

Por ejemplo, en la imagen superior la parte izquierda se corresponde a la luz visible, y la derecha a bandas de infrarrojos, que permiten ver las señales dejadas por un incendio; en A Closer Look at LDCM's First Scene se puede jugar con ella para ver qué revelan los infrarrojos.

Impresión artística de un Landsat en órbita
Impresión artística de un Landsat en órbita

Una curiosidad del Landsat 8 es que durante un tiempo la NASA consideró contratar la adquisición de este tipo de datos a una empresa privada que tuviera un satélite ya en órbita, aunque al final decidieron construir un satélite específico para la misión.

La serie Landsat lleva más de 40 años observando la Tierra, desde el lanzamiento del Landsat 1 en 1972, aunque por aquel entonces el programa se llamaba Earth Resources Technology Satellites.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear