Por @Wicho — 30 de Octubre de 2015

Alfa Centauri Bb, el planeta fantasma
Alfa Centauri Bb, ¿el planeta fantasma?

Hace unos días, con el motivo del centenario del descubrimiento de Próxima Centauri, la estrella más próxima a la Tierra, hablábamos también de Alfa Centauri Bb el planeta extrasolar más próximo a nosotros.

Alfa Centauri Bb está –o eso creíamos– en órbita alrededor de Alfa Centauri B, una de las tres estrellas que forman el sistema Alfa Centauri, a sólo 4,3 años luz de la Tierra.

Pero, al menos según se puede leer en Ghost in the time series: no planet for Alpha Cen B, resulta que Alfa Centauri Bb no existe sino que las señales que parecían indicar su existencia son fruto de la forma en la que fueron hechas las observaciones de Alfa Centauri B.

El equipo que creyó detectar su presencia en 2012 sólo podía observar Alfa Centauri B cuando encontraban un hueco libre en los telescopios del observatorio de La Silla en Chile, y este nuevo estudio dice que la función ventana que usaron para procesar los distintos conjuntos de observaciones que tenían fue precisamente la que introdujo una señal fantasma en sus datos, señal que les llevó a ver un planeta donde no lo había.

De hecho la publicación de su descubrimiento ya causó una cierta polémica, centrada precisamente en la forma en la que habían analizado los datos, e intentos posteriores de confirmar su la existencia de Alfa Centauri B han dado resultados, como poco, no conclusivos.

Incluso Xavier Dumusque, el director del equipo que creyó descubrir Alfa Centauri Bb, dice que el nuevo estudio es un trabajo muy bueno, y que aunque no están seguros al cien por cien es muy probable que tengan razón y que Alfa Centauri Bb no exista.

No es la primera vez que pasa algo parecido en el campo de la búsqueda de planetas extrasolares, ni será la última, en especial en lo que se refiere a los más pequeños, cuya existencia queda un poco en el límite de la capacidad de detección de nuestros instrumentos, pero aprender de nuestros errores es parte del método científico. Y debería ser parte de nuestras vidas también.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear