Por @Wicho — 7 de Abril de 2008

Uno de los argumentos esgrimidos por aquellos que creen que el cambio climático no tiene nada o poco que ver con las actividades de los seres humanos es la teoría del científico danés Henrik Svensmark que relaciona los rayos cósmicos con la formación de nubes en la Tierra, teoría que es incluso recogida en el documental The Great Global Warming Swindle de Channel4.

En concreto, Svensmark mantiene que cuando el viento solar es débil un mayor número de rayos cósmicos, que normalmente son apartados de la Tierra por su propio campo magnético y por el citado viento solar, son capaces de penetrar hasta esta y favorecer la formación de nubes al crear más partículas cargadas en la atmósfera, lo que haría bajar la temperatura. Por contra, cuando la actividad solar es fuerte la mayor cantidad de viento solar que llega a la Tierra dificultaría la llegada de los rayos cósmicos, lo que a su vez daría lugar a la formación de menos nubes y a un aumento de la temperatura.

Pero un estudio de la Universidad de Lancaster recién publicado, Testing the proposed link between cosmic rays and cloud cover, ha puesto en duda esta hipótesis.

Por un lado, el equipo responsable del estudio, buscando corroborar la hipótesis de Svensmark, empezó a estudiar datos de lugares en los que se hubieran registrado niveles especialmente bajos o altos de rayos cósmicos y la formación de nubes en estos lugares, pero no encontraron relación alguna. Por otro, vieron que en un ciclo solar determinado había una pequeña correlación entre el nivel de rayos cósmicos y la formación de nubes, aunque esta correlación es demasiado baja como para explicar más de un cuarto en el cambio del nivel de nubosidad, pero en el siguiente ciclo de actividad esta correlación desaparecía por completo.

Para Svensmark lo que pasa es que el equipo de la Universidad de Lancaster no ha sabido entender los efectos de los rayos cósmicos en la formación de nubes y dice que buscaban efectos más fuertes de los que en realidad se producen, con lo que al no verlos simplemente asumieron que no existían.

Sin embargo, para Giles Harrison, de la Universidad de Reading, el trabajo llevado a cabo en la Universidad de Lancaster es importante porque pone un límite superior en el efecto que pueden tener los rayos cósmicos en la cubierta de nubes; su propio trabajo, realizado con datos acerca del Reino Unido, también sugiere el débil efecto que los rayos cósmicos tienen en la formación de nubes.

Finalmente, Mike Lockwood, del Rutherford-Appleton Laboratory en el Reino Unido, también pone en duda la hipótesis de Svensmark al observar que en los últimos veinte años la actividad solar ha venido reduciéndose, lo que debería haber traído consigo una bajada de las temperaturas de ser cierta esta hipótesis, mientras que en realidad está pasando lo contrario…

Así que parece que no va quedando mucho más remedio que asumir que el cambio climático tiene mucho que ver con nuestras actividades, aunque podamos tener una pequeña ayuda del Sol.

(Vía BBC News y Público.)

Anotaciones Relacionadas:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

8 comentarios

#1 — cayetano

Acabo de descargar el monografico sobre cambio climático y junto a puntos que parecen razonables encuentro otros que no me lo parecen.
NO están de acuerdo los científico sobre el cambio climático. Es sumamente impopular el decir que puede que no sea debido a causa humana porque parece que siempre es motivado por intereses de petroleras o mafias.
NO subirá el nivel del mar 70 m en el hipotético caso de que deshelaran por completo los polos.
IPCC es panel intergubernamental para e lcmabio climárico y en su web dicen "The IPCC assesses the scientific, technical and socio-economic information relevant for the understanding of the risk of human-induced climate change". En su origen ya han decidido que el cambio climático es inducido por el hombre por lo que es lógico que dé por cierto que es el hombre el causante.

otro dia sigo

#2 — sludov

No, claro, el sol no tiene ninguna influencia en el clima del planeta.... ¡Vamos, anda! Estos trabajos son como las encuestas que encargan los partidos políticos en las elecciones... Ya se saben los resultados antes de comenzar la investigación. Desde luego, que en ciertas universidades se presten a estos juegos por la pasta dice mucho acerca de la poca calidad y nula credibilidad de muchos "funcionarios" del saber.

#3 — Wicho

#1 cayetano A mi me parece estupendo que no todos los científicos estén de acuerdo, pues de lo contrario difícilmente avanzaría el conocimiento científico. Además, al existir distintos puntos de vista cada uno de nosotros puede analizar la evidencia disponible y formarse su propia opinión.

#2 sludov No es eso lo que dice este estudio.

#4 — parapa

Tenia entendido que además de los rayos cósmicos, la mayor influencia del sol en el clima era a través de los ciclos de manchas solares. Negar la influencia del sol en el clima sólo porque los rayos cósmicos no tengan la importancia que se creía me parece excesivo.

#5 — Wicho

Lo que se niega no es la influencia del Sol en el clima sino la influencia del Sol en el cambio climático a través de la formación de nubes.

#6 — Juan Carlos

Aunque tuviéramos un incremento de temperaturas en los próximos 200 años... ¿qué es eso para la Tierra? Luego pueden venir miles de años de glaciación.

Una sequía de 5 años en Europa puede ser un drama desde el punto de vista humano o social, pero geológicamente es un hecho insignificante.

Por cierto, si el estudio científico concluyese que "el sol tiene un efecto 50 veces superior a los gases de efecto invernadero"... ¿saldría esa noticia en algún medio de comunicación?

#7 — jjasuki

El estudio no dice que que el Sol no tenga influencia en el cambio climático, el titular que es absolutamente sesgado sí.

Los estudios que relacionan las manchas solares con el cambio climático son muy interesantes, pero nadie les dedicará atención, todos están ocupados diseñando titulares como esos, especialmente los del IPCC.

#8 — Cirrus

En la segunda mitad el s. XVI hubo una sequía de casi 9 meses en el sur de España; en el s. XVIII se registraron periodos de 7 meses seguidos de lluvia en la misma zona. Ejemplos como esos hay miles.

Hay evidencias aplastantes de que no sólo no se elevará la temperatura como predicen los agoreros científicos (totalmente de acuerdo con Cayetano en ese punto por cierto) del IPCC, sino que estamos en una época de pre-glaciación. La Antártida, por ejemplo, se encuentra en el punto de mayor congelación de su historia.

Lo que ocurre es que desde hace un tiempo a esta parte es "políticamente correcto" ser pesimista y anunciar el fin del mundo mañana. Cualquiera que diga lo contrario es un traidor a la Naturaleza.

Cualquiera que conozca un poco el método científico sabe que las investigaciones del IPCC no tienen una base sólida y dan como resultado conclusiones totalmente precipitadas y, en su mayor parte, erróneas.