Por @Wicho — 26 de Abril de 2016

El próximo 9 de mayo de 2016 se produce un tránsito de Mercurio frente al Sol que mucha gente de todo el mundo intentará observar. Nosotros diremos, como siempre, que nunca mires al Sol directamente para intentar verlo, y mucho menos con un telescopio o con unos prismáticos si no tienen el filtro adecuado.

Esto es porque puedes causar daños irreversibles en tus ojos, exactamente como demuestra Mark Thompson en este vídeo, aunque usando un ojo de cerdo, que en apenas veinte segundos de exponerlo al ocular de un telescopio de 80 milímetros con un ocular que da un aumento de 50× empieza a echar humo.

Y si esto no te convence, a partir del minuto 1:20 lo disecciona para ver los daños internos, aunque te puedes saltar esta parte si hace poco que has desayunado / comido / cenado y eres de estómago sensible.

(Ian O'Neill vía Emily Lakdawalla).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear