Por @Wicho — 22 de Agosto de 2006

Hace mucho tiempo que los astrónomos se dieron cuenta de que los efectos gravitacionales que podemos observar en el universo no se pueden explicar con la materia que vemos, ya que esta es a todas luces insuficiente para provocarlos.

Una de las explicaciones que intentan conciliar estos efectos con las observaciones que podemos realizar es la de la existencia de la materia oscura, una materia que no vemos y que no emite ninguna radiación, o al menos ninguna que sepamos detectar en la actualidad.

Su existencia fue inferida por el astrofísico suizo Fritz Zwicky ya en 1933, pero hasta ahora no teníamos ninguna prueba directa de su existencia, sino que como mucho disponíamos de evidencias indirectas de que debía estar ahí.

Sin embargo, recientes observaciones llevadas a cabo usando los telescopios espaciales Chandra y Hubble en conjunción con el VLT y el telescopio Magallanes de Chile de la colisión de dos galaxias parecen haber proporcionado por primera vez pruebas directas de la existencia de la materia oscura:

Esto es muy importante, ya que por una parte descarta la otra opción que se manejaba para explicar los efectos gravitacionales observados, que era la de que la gravedad se comportara de forma diferente con la distancia, y por otra podría permitirnos calcular cuanta materia oscura existe realmente en el universo, lo que es fundamental de cara a averiguar cuál será su futuro, pues según cuanta haya el universo podría seguir expandiéndose para siempre, detenerse y quedar en un estado estable, o incluso volver a contraerse hasta un hipotético Big Crunch.

Actualización: NASA Finds Direct Proof of Dark Matter, la nota de prensa oficial.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear