Por @Wicho — 27 de Diciembre de 2017

Esta materia oscura es tan importante para nuestra comprensión del tamaño, forma y destino final del universo que su búsqueda probablemente dominará la Astronomía en las próximas décadas.

– Vera Rubin en 1978

Cuando en 1970 Vera Rubin comenzó a observar la velocidad de rotación de la galaxia de Andrómeda descubrió que algo no cuadraba, pues su no giraba mucho más rápido que los bordes como predecían las leyes de Newton sino que lo hacía a la misma velocidad. Observaciones de otras galaxias revelaron el mismo fenómeno, que sólo podía ser explicado si una enorme cantidad de materia las rodeara.

Pero se trata de una materia cuando menos peculiar pues no interactúa con la materia normal ni reacciona a ningún tipo de radiaciones electromagnéticas y cuya presencia sólo podemos intuir por los efectos gravitacionales que que produce.

Las observaciones de Vera Rubin y su colega Kent Ford fueron la primera evidencia de la existencia de la materia oscura cuya existencia había sido propuesta por Jacobus Kapteyn en 1922, Jan Oort en 1932 y Fritz Zwicky en 1933.

A Rubin y a Ford en principio no los tomaron muy en serio pero en día sabemos que la materia oscura representa ni más ni menos que un 84,5% de la materia del universo y que las palabras de Vera Rubin eran ciertamente proféticas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear