Por @Wicho — 1 de Febrero de 2011

Terminadas las reparaciones y modificaciones necesarias en el tanque de combustible del Discovery, este ha vuelto a ser trasladado hoy a la plataforma de lanzamiento 39A en un lento paseo de unas siete horas.

De nuevo en la plataforma de lanzamiento - NASA/Jack Pfaller
Discovery Returns to the Launch Pad: La estructura rotatoria de servicio cerrándose sobre el Discovery - NASA/Jack Pfaller

Durante el día los técnicos de la NASA conectaron el Ground Umbilical Carrier Plate al depósito de combustible con la idea de hacer una prueba de estanqueidad el viernes, ya que una fuga en este punto por el que se evacuan los gases sobrantes durante el llenado del depósito causó uno de los aplazamientos del lanzamiento. También encendieron el Discovery como parte del proceso inicial de comprobación de sistemas.

El Discovery llevaba en el edificio de ensamblado de vehículos desde el 22 de diciembre, a donde fue llevado para reparar unas grietas detectadas en su depósito de combustible y para instalar unos refuerzos que evitarán que se produzcan más.

El Discovery en reparación - NASA/Kim Shiflett
El Discovery en reparación - NASA/Kim Shiflett [jpeg 1.996×3.000 3,5 MB]

La fecha prevista de lanzamiento para la misión STS-133 es ahora el próximo 24 de febrero. Durante ella el Discovery y su tripulación llevarán suministros y repuestos a la Estación Espacial Internacional, así como a Robonaut 2, un tripulante especial para la ISS.

La misión despegará con Steve Bowen como uno de los especialistas de la misión en sustitución de Tim Kopra, quien se rompió una cadera en un accidente de bicicleta el pasado 15 de enero. Bowen será el primer astronauta que haya volado en dos misiones consecutivas, pues ya lo hizo el pasado mes de mayo en el Atlantis en la misión STS-132.

A ver si este sí es su último viaje a la plataforma de lanzamiento, que ya creímos haber visto en septiembre del año pasado.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear