Por @Alvy — 26 de Febrero de 2018

CardioRisks

En Nature se ha publicado un trabajo sobre un método para detectar ciertas enfermedades y síntomas mediante inteligencia artificial a partir de las fotografías del fondo de ojo de los pacientes. Esto permite no sólo un diagnóstico más preciso de ciertas patologías, sino también descubrir otros factores de riesgo que no se creía que pudieran obtenerse a partir de esas imágenes.

El algoritmo ha sido desarrollado a partir de 300.000 pacientes por un equipo de Verily (una empresa de Google dedicada a temas de salud) y a partir de las imágenes del fondo de ojo – una técnica nada invasiva.

Los propios científicos se sorprendieron cuando a partir de esas imágenes también se podía calcular con bastante precisión la edad del paciente (con un error absoluto de unos 3,2 años), su género, si la persona fuma o no, la diabetes y la tensión sanguínea. Combinando estos factores (por ejemplo edad + tensión sanguínea) surge el dato sobre el riesgo de ciertas enfermedades cardiovasculares en base a lo aprendido por el algoritmo y una «combinación original y novedosa» de todos los datos disponibles – algo en lo que las máquinas parece más acabarán siendo más capaces que los humanos.

(Vía The Verge.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear