Por @Wicho — 4 de Agosto de 2015

Una distancia adecuada al sol, tener un núcleo magnético que genera un campo magnético que nos protege de lo peor del viento solar y de los rayos cósmicos, una atmósfera que impide que la Tierra sea demasiado fría, agua y oxígeno son las claves que hacen que nuestro planeta esté lleno de vida, muchas veces a pesar de nuestros esfuerzos.

Aunque como bien dice en el vídeo, de vida tal y como la conocemos, pues el oxígeno que nosotros respiramos como parte del aire, por ejemplo, es venenoso para algunas formas de vida y es responsable de la primera de las grandes extinciones masivas que ha vivido nuestro planeta.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear