Por @Wicho — 28 de Noviembre de 2011

Modelo del VIHHace unos días saltaba la noticia del descubrimiento de un compuesto, bautizado como PD 404,182, capaz de matar el virus del VIH al actuar sobre su cápsula, «disolviéndolo», como quien dice: PD 404,182 is a virucidal small molecule that disrupts hepatitis C virus and human immunodeficiency virus.

Pero antes de lanzar las campanas al vuelo, conviene matizar un par de detalles:

  • El PD 404,182 no es inyectable, pues su efecto se reduce en presencia de suero, por lo que no se puede usar como medicina para matar al virus en el caso de alguien que ya esté infectado; su eficacia quedaría así reducida –que no es poco, ojo– a actuar como profilaxis para evitar el contagio en el coito heterosexual. Para entendernos, es prometedor como gel vaginal.
  • Como todo posible medicamento, tiene que pasar todavía toda una serie de pruebas clínicas que demuestren su eficacia, así que aún pasarán años antes de que lo veamos en las farmacias.

Así que sin duda es una buena noticia, que abre una nueva vía de investigación, y que unida a la vacuna contra el VIH desarrollada por el CSIC es un paso más en poner coto al sida, en especial desde el punto de vista de la prevención del contagio.

Y es que es importante recordar que aunque gracias a la triple terapia el sida se ha convertido prácticamente en una enfermedad crónica, esto sólo pasa si estás del lado bueno del mundo y tienes acceso a ese tratamiento, que no es precisamente barato, y que en el tercer mundo el número de casos de personas infectadas y sin acceso a ningún tipo de tratamiento sigue en aumento.

Por cierto que a tenor del tema de pruebas de laboratorio que luego no dan los resultados apetecidos, hay una historia muy interesante en Slate titulada The Mouse Trap que habla precisamente de como a lo mejor al utilizar ratones y ratas de laboratorio producidas industrialmente para estas pruebas puede distorsionar los resultados.

Básicamente, dice que las empresas que suministran roedores a los laboratorios están criando animales que podrían no ser precisamente ejemplos de buena salud, lo que influiría en las pruebas que se realizan con ellos.

Ah, y a todo esto, el PD 404,182 también parece ser eficaz contra la hepatitis C.

(Gracias a César y Lucas por aclararme algunas dudas; los errores, que los habrá, son míos).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear