Por @Wicho — 2 de Enero de 2016

Perihelio 2015
Perihelio 2015 por Paco Bellido: 152.093.626 km en el afelio el 4 de julio de 2014, 147.095.995 km en el perihelio de 2015. Recuerda que nunca debes mirar al Sol sin la protección adecuada, y menos si es a través de algún instrumento óptico.

A las 22:49 UTC del 2 de enero de 2016 la Tierra pasará por el punto más cercano al Sol de su órbita, punto conocido como perihelio, momento en el que estará a tan sólo 147.100.176 kilómetros del centro Sol.

Y sin embargo en el hemisferio norte acaba de empezar el invierno, mientras que en sur acaba de empezar el verano, con lo que en esta mitad del planeta es cuando más frío pasamos aún a pesar de ser cuando más cerca del Sol estamos.

Esto es porque en realidad las estaciones dependen de la inclinación del eje de la Tierra, que hace que en esta época del año los rayos de Sol caigan más a plomo en el hemisferio sur que en el norte, al contrario que junio, cuando es el hemisferio norte en el que caen más a plomo los rayos del Sol.

Solsticios
Diagrama de las estaciones: a la izquierda la Tierra en el solsticio de verano del hemisferio norte; a la derecha, en el solsticio de verano del hemisferio sur, es decir, en invierno en el hemisferio norte – Wikipedia

La diferente distancia de la Tierra al Sol –unos 5 millones de kilómetros más en el afelio, en concreto 152.103.776 kilómetros en 2016– sólo es responsable de aproximadamente una diferencia de un par de grados en la temperatura, y es que aunque en las ilustraciones se representa la órbita de la Tierra como muy elíptica en realidad apenas lo es.

¿Sabrías decir cuál de las dos figuras que van a continuación es un círculo y cual una elipse?

Un círculo y una elipse

La elipse es la de la derecha, y su forma se corresponde con la de la órbita real de la Tierra.

Otros dos factores que influyen mucho en las temperaturas son el calor que retiene la atmósfera, y más aún el que retiene el agua, que es muy difícil de calentar y enfriar, con lo que los mínimos y máximos de temperatura van con un cierto retraso respecto a los días en los que el Sol cae más o menos a plomo.

Es más, que el perihelio caiga tan cerca del solsticio de diciembre es una casualidad, y no siempre ha sido ni será así.

A causa de la precesión de los equinoccios y otros factores la fecha en la que la Tierra alcanza el perihelio se adelanta un día aproximadamente cada 58 años, con lo que en unos 800 años caerá más o menos el mismo día que el solsticio de diciembre, y en unos 13000 más caerá allá por el solsticio de junio.

Entonces el verano en el hemisferio norte será el que coincida con la época de más proximidad de la Tierra al Sol, mientras que en el hemisferio sur el verano caerá en la época de más lejanía a la Tierra, justo al revés que ahora.

(La ilustración del círculo y la elipse y algunos datos más vía Bad Astronomy).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear