Por @Wicho — 27 de Agosto de 2015

Dos paracaídas principales

En tierra

La cápsula tripulada Orión de la NASA ha superado otro importante paso para su primer vuelo tripulado.

En este caso, lanzada desde un C-17 a 35000 pies de altura, unos 12000 metros, los ingenieros de la agencia prepararon todo para que uno de los paracaídas de guiado y otro de los principales fallaran.

Aún así, con uno sólo de los paracaídas de guiado, y dos de los principales en lugar de tres, la Orión aterrizó dentro de los parámetros necesarios para que sus tripulantes no sufrieran daños, tal y como se puede leer en Orion Parachute System Withstands Failure Test.

Esta era una de las pruebas más importantes tras el Exploration Flight Test 1, el primer vuelo simulado de la cápsula.

De todas formas a la Orión aún le quedan bastantes pruebas antes de que la NASA la certifique para vuelos tripulados, algo que probablemente no ocurra hasta 2021.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear