Por @Wicho — 2 de Febrero de 2011

Lanzado en marzo de 2009, Kepler es un satélite de la NASA diseñado para detectar exoplanetas. Para ello «mira» fijamente una zona de la Vía Láctea situada entre las constelaciones del Cisne y Lyra, utilizando el método de los tránsitos para detectarlos.

Where Kepler Sees - Software Bisque
Where Kepler Sees: La porción del cielo que ve el Kepler, en la que mantiene unas 150.000 estrellas bajo su atenta mirada - Software Bisque

El método de las tránsitos consiste en medir con precisión la luz que llega de una estrella, algo que Kepler hace cada treinta minutos, pues cuando un planeta pasa por delante de ella se produce una pequeña disminución que indica su presencia.

Para ello Kepler cuenta con 42 CCDs, que le dan una resolución de 95 megapíxeles, aunque desde octubre de 2010 dos de ellos ya no funcionan. En total, y tras someterlos a un primer filtrado a bordo, envían unos 90-100 gigabits de datos una vez al mes.

CCDs del Kepler - NASA / Ball Aerospace
Kepler Focal Plane Array: Los 42 CCDs del Kepler, cada uno de 1.024×2.200 pixeles y de 2,8×3 centímetros - NASA / Ball Aerospace

Tras 23 meses de observaciones, la NASA acaba de hacer pública una lista de 1.235 candidatos que contiene los primeros de tamaño similar a la Tierra que encuentra la misión: NASA Finds Earth-Size Planet Candidates In Habitable Zone, Six Planet System.

De estos candidatos, cuya existencia habrá que confirmar mediante mediciones complementarias que se hacen desde observatorios terrestres y desde el telescopio espacial Spitzer, 68 tienen aproximadamente el tamaño de la Tierra, 288 son mayores que esta pero menores que Neptuno, 622 tienen un tamaño similar a este, 165 tienen un tamaño similar al de Júpiter, y 19 son más grandes que este.

De todos ellos 54 están en la zona habitable de sus estrellas, y de estos 5 tienen un tamaño similar al de la Tierra. Los demás van del doble del tamaño de nuestro planeta a planetas más grandes que Júpiter.

Exoplanetas candidatos - NASA/Wendy Stenzel
Exoplanetas candidatos. En azul los de tamaño similar al de la Tierra, en verde los que tienen de 1,5 a 2 veces el tamaño de esta, en naranja los de tamaño similar el de Neptuno, y en rojo los planetas gigantes de entre 6 y 22 veces el tamaño de la Tierra - NASA/Wendy Stenzel

Si tenemos en cuenta que la porción de la Vía Láctea que observa Kepler contiene aproximadamente la millonésima parte de las estrellas que se estima que hay en esta, no parece descabellado extrapolar que, descontados los candidatos que no se confirmen, puede haber algo más de 1.000 millones de planetas en nuestra galaxia, de los que algo más de 60.000 tendrían un tamaño similar al de la Tierra.

Y ojo, que el método utilizado por Kepler para detectar exoplanetas no es el único, con lo que no sería de extrañar que la cifra pudiera ser mayor. De hecho, el método de los tránsitos sólo funciona para planetas cuya órbita está de lado vista desde la Tierra, con lo que casi con toda certeza puede no estar viendo un cierto número de ellos.

No está nada mal teniendo en cuenta que hace apenas 15 años no teníamos pruebas de la existencia de los exoplanetas.

Por cierto que los datos que recoge Kepler son de acceso libre, y por ejemplo en Planet Hunters se puede echar una mano para analizarlos. Quién sabe, puede que descubras un nuevo exoplaneta.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear