Por @Wicho — 4 de Agosto de 2008

Lanzada el 2 de marzo de 2004 por un Ariane 5 la sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea tiene como objetivo encontrarse con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en 2014 y estudiarlo mediante los instrumentos que lleva a bordo, así como mediante el aterrizador Philae que se posará en la superficie del cometa.

Con el objetivo de «desperdiciar» el menor peso posible en favor de la carga útil la sonda lleva relativamente poco combustible a bordo, por lo que está utilizando una serie de maniobras de asistencia gravitatoria para acelerar y modificar su trayectoria.

Así, pasó o pasará pasará tres veces por las proximidades de la Tierra (2005, 2007 y 2009) y una vez por las de Marte (febrero de 2007) en busca de la velocidad y trayectoria adecuadas.

Durante el tiempo que pasa viajando entre planetas la mayor parte de los subsistemas de Rosetta están en una especie de estado de hibernación que evita que se vayan desgastando, pero a principios de este mes la sonda fue despertada en preparación de su encuentro con el cometa 2867 Šteins, que tendrá lugar el próximo 5 de septiembre y que servirá de ensayo general de la aproximación de Rosetta a 67P/Churyumov-Gerasimenko: Rosetta sale de su hibernación para encontrarse con un asteroide.

Rosetta en las proximidades de un asteroide - ESA/AOES Medialab
Representación artística de Rosetta en las proximidades de un asteroide - ESA/AOES Medialab

Una vez comprobados los instrumentos de abordo, a partir de hoy y hasta el 4 de septiembre la sonda realizará una campaña de observación óptica del cometa, mientras que el 5 de septiembre realizará la maniobra de aproximación a este, maniobra en la que pasará a una velocidad relativa de 8,6 kilómetros por segundo a unos 800 kilómetros de este y durante la cual tendrá que girar rápidamente para mantener el asteroide dentro del campo de visión de los instrumentos de a bordo, igual que cuando llegue a su destino.

Ya se ha realizado una simulación de esta maniobra el pasado 24 de marzo en la que todo funcionó a la perfección, pero ya se sabe que en teoría la teoría y la práctica son iguales pero que en la práctica no lo son.

Después del encuentro con 2867 Šteins Rosetta realizará otra aproximación similar al asteroide (21) Lutecia en Junio de 2010.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear