Por @Wicho — 13 de Diciembre de 2008

El mal tiempo reinante en Florida el pasado 30 de noviembre llevó a los responsables de la misión STS-126 a tomar la decisión de que el transbordador tomara tierra en el Dryden Flight Research Center en la Base de la Fuerza Aérea Edwards en California.

Después de los preparativos correspondientes el Endeaour emprendía el camino de vuelta a casa el pasado miércoles a lomos del Shuttle Carrier Aircraft de la NASA N911NA, uno de los dos Boeing 747 modificados especialmente para cumplir con esta misión.

El Endeavour a su partida de California - NASA
El Endeavour a su partida de California - NASA
[Original a 3.000×2.116 pixeles, JPEG 475 KB]

El peso del transbordador espacial y su resistencia aerodinámica hacen que la autonomía de los SCA, que es de unos 10.000 kilóetros en vacío, quede reducida a unos 1.900 kilómetros cuando lo llevan a sus espaldas, lo que obliga a realizar el vuelo de costa a costa en varias etapas.

En este caso el vuelo realizó paradas para dormir el miércoles en Texas y el jueves en Louisiana antes de aterrizar el viernes a las 20:44 hora de España (UTC+1) en la pista 33 de la Shuttle Landing Facility.

SCA y Endeavour aterrizando - NASA / Kim Shiflett
El SCA y el Endeavour aterrizando - NASA / Kim Shiflett
[Original a 3.000×2.008 pixeles, JPEG 2,7 Mb]

En los próximos días el Endeavour será bajado del SCA y trasladado al Orbiter Processing Facility 2, el hangar en el que será revisado y preparado para su próxima misión, la STS-127, con fecha de lanzamiento a partir del 15 de mayo de 2009, en la que pondrá en órbita los dos últimos componentes del laboratorio japonés Kibo, la Exposed Facility, en la que los experimentos quedan expuestos al entorno espacial, y la sección no presurizada del Módulo Experimental de Logística.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear