Por @Wicho — 25 de Octubre de 2004

Tras tres intentos fallidos, uno de los cuales costó la vida a 16 personas en agosto del año pasado, Brasil ha conseguido al fin poner en órbita su cohete VSB-30 el pasado sábado.

La fuerza aérea brasileña espera vender sus lanzadores a otras agencias espaciales aprovechando el hecho de que al estar la base de lanzamiento situada a sólo 2,3 grados al sur del Ecuador los lanzamientos desde allí pueden usar un 13 por ciento menos de combustible para la misma carga o bien lanzar cargas mayores con el mismo gasto de combustible.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible La letra pequeña del fin del roaming puede amargar las vacaciones