Por @Wicho — 28 de Febrero de 2006

La NASA tiene planeado realizar la segunda misión de vuelta al vuelo de los transbordadores espaciales el próximo mes de mayo, conocida como STS-121, durante una ventana de lanzamiento que va del 10 al 23 de ese mes, pero hay toda una serie de problemas con el transbordador espacial Discovery que hacen que cada vez parezca más complicado poder cumplir con esta fecha:

  • Ventanas que no encajan correctamente, probablemente debido a vibraciones durante los lanzamientos; están viendo la forma de arreglarlas in situ.
  • El sensor de tanque vacío del depósito de combustible está teniendo fallos similares a los que retrasaron el lanzamiento de la anterior misión.
  • Juntas de los motores principales, que fallan en dos de los tres motores del Discovery… el problema es que al ir a cambiarlas resultó que al fabricante ya no le quedaba ninguna, y las más parecidas que pudieron suministrar no sirven, así que la NASA está esperando a que fabriquen unas nuevas con las medidas exactas, juntas que deberían llegar a mediados de marzo.
  • La sustitución del relleno entre losetas térmicas, el mismo que hubo que cortar durante la misión STS-114, va por detrás de lo planificado.
  • Contaminación en los motores, en la forma de una pequeña partícula metálica que podría soltarse o incendiarse al encender los motores; están intentando determinar qué efectos podría tener y si es seguro volar sin retirar esa partícula.
  • Ala izquierda potencialmente dañada por un impacto de espuma aislante y quizás por un pájaro durante el despegue de la misión del verano pasado.
  • Fugas en el sistema hidráulico, en concreto una de las unidades auxiliares que generan presión hidráulica para mover las superficies de control y los motores del transbordador. Esta fuga ya se había detectado y reparado tras la misión STS-114, pero al haberse reproducido es probable que la NASA opte por sustituirla por otra que no tenga problemas.
Si a todo esto le añadimos que hay que probar y certificar el depósito principal de combustible tras las modificaciones a las que ha sido sometido para intentar evitar el desprendimiento de espuma aislante durante el despegue, cada vez parece más probable que el lanzamiento será aplazado al menos hasta julio.

(Vía MSNBC.com.)

Actualización 1-3-2006: Se ve que a la NASA le va la marcha, ya que según se puede leer en NASA lays out tight schedule for shuttles la agencia pretende lanzar tres misiones de aquí a fin de año si consigue que el Discovery vuele en mayo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear