Por @Wicho — 9 de Julio de 2010

La sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea lleva desde el 2 de marzo de 2004 navegando por el espacio en una complicada trayectoria que la llevará a encontrarse con su objetivo, el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko en 2014, sobre cuya superficie depositará un aterrizador.

Esto es así porque para ahorrar combustible y por tanto peso está utilizando la atracción gravitatorios del Sol, la Tierra y Marte para ir modificando su trayectoria poco a poco. De hecho, pasó cuatro veces alrededor del Sol, una alrededor de Marte en una maniobra especialmente delicada, tres alrededor de la Tierra y dos veces a través del cinturón de asteroides.

Para aprovechar un poco el tiempo durante los diez años que durará el viaje la misión tenía programados dos encuentros con sendos asteroides, el primero de los cuales ocurrió el 5 de septiembre de 2008 cuando fotografió el asteroide 2867 Šteins.

Steins visto por Rosetta - ESA
Steins visto por Rosetta - ESA ©2008 MPS for OSIRIS Team MPS/UPM/LAM/IAA/RSSD/INTA/UPM/DASP/IDA

El segundo, programado para mañana por la tarde, le permitirá tomar imágenes del asteroide (21) Lutetia. La aproximación máxima (o mínima, según se mire) será a las 18:10:07, hora de España (UTC +2), cuando Rosetta pasará a 3.162 kilómetros del asteroide a una velocidad relativa de 54.000 kilómetros por hora.

Dada la distancia de la Tierra a la que se producirá este encuentro, es imposible controlar la sonda en tiempo real, por lo que serán los sistemas de a bordo los que se encarguen de mantenerla apuntada hacia el asteroide de forma autónoma, para lo que desde el control de la misión se llevan realizando mediciones y ajustes con las cámaras de a bordo desde el pasado mes de mayo tal y como se puede leer en Rosetta se prepara para su cita con el asteroide Lutetia.

El encuentro podrá seguirse en directo a través de Internet entre las 18:00 y las 18:47; a partir de las 20:05:35 empezarán a recibirse los datos, y a las 23:00 se presentarán en público, y también habrá información en el blog de Rosetta.

Después de este encuentro el siguiente gran hito de la misión vendrá a mediados de 2011, cuando a una distancia de unos 800 millones de kilómetros del Sol la sonda encienda su motor principal para realizar la maniobra de inserción en la órbita de 67P/Churyumov-Gerasimenko, tras lo que quedará en hibernación hasta enero de 2014.

A partir de ahí realizará la maniobra de aproximación final, que terminará en mayo de 2014 cuando entre en órbita alrededor del cometa. Entonces comenzará a frenar su órbita al tiempo que irá estudiando la superficie de este para que desde el control de la misión puedan escoger el punto de aterrizaje de Philae.

Según el plan previsto en noviembre se producirá el aterrizaje de este, que se fijará al cometa mediante un par de arpones y unos taladros para evitar salir rebotado debido a la baja gravedad de 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Rosetta y Philae - NASA
La sonda Rosetta y el aterrizador Philae arriba a la derecha tras su separación - NASA

Esto marcará el inicio de la parte principal de la misión, que tendrá una duración de seis meses y que permitirá a Rosetta y Philae acompañar 67P/Churyumov-Gerasimenko durante seis meses mientras este gira alrededor del Sol.

Por cierto que hablando de sondas y cometas, la Agencia Japonesa de Exploración Espacial ha confirmado que hay partículas en la cámara de muestras de la sonda Hayabusa, aunque todavía está por determinar si son del asteroide Itokawa o no.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear