Por @Wicho — 2 de Junio de 2014

Scott Sheppard tuvo mucha suerte de que el rayo que le cayó encima mientras se dedicaba a cazar tormentas en Dakota del Sur sólo le dejara el brazo un tanto dolorido.

Según cuentan en Man Films Being Struck By Lightning el rayo cayó en su brazo antes de saltar a tierra y hacer el agujero que se ve al final del vídeo, pues tanto su coche como otro que estaba cerca resultaron estropeados y tuvieron que ser remolcados.

Por lo visto el impacto de un relámpago es mortal entre un 10 y un 30 por ciento de las ocasiones, aunque hasta en el 80 por ciento de los supervivientes deja secuelas a largo plazo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear