Por @Wicho — 29 de Marzo de 2012

Esta pasada noche, a las 22:31:17 GMT, con un minuto y medio de adelanto sobre el horario previsto, y a una altura de 389,2 kilómetros, el ATV-3 de la Agencia Espacial Europea llegaba a la Estación Espacial Internacional, tomando contacto con el puerto de atraque del módulo Zvezda.

Es un proceso totalmente automático, aunque con varias capas de control y siempre, en última instancia, bajo el control del centro de mando en tierra y de los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional, que pueden pulsar un botón que aborta la operación y aleja el ATV de la ISS.

La fase final del proceso de atraque utiliza un sistema láser para medir las distancias, con el apoyo de otros equipos que controlan ángulos, rotaciones, y movimientos relativos de ambas naves.

Impresión artística del Johannes Kepler usando sus láseres - ESA
Impresión artística del ATV-2 Johannes Kepler usando sus láseres - ESA

Y lo hacen con tal precisión que son capaces de mantener una velocidad relativa de 3 centímetros por segundo entre ambas naves aún cuando las dos se mueven a unos 28.000 kilómetros por hora.

Esto es una precisión del 0,0000001%.

De hecho, los tripulantes de la ISS dicen que ni notaron el momento en el que el Edoardo Amaldi hizo contacto con esta, que sólo pueden confirmar que ha llegado por las indicaciones de los instrumentos y porque lo ven en los monitores de vídeo.

Una vez atracado el ATV, las conexiones de datos, electricidad y combustible entre este y la Estación Espacial Internacional se acoplan automáticamente, un proceso que dura unos 30 minutos y que está explicado con todo lujo de detalles –igual demasiados si no eres espaciotrastornado– en la presentación The Russian Docking System and the Automated Transfer Vehicle: a safe integrated concept [PDF 1,6 MB].

A partir de ese momento la maniobra de atraque está terminada y el ATV se pone en reposo; una vez comprobada la estanqueidad de la unión entre ambas naves los astronautas pueden acceder a su interior sin necesidad de usar trajes espaciales, lo que está previsto que en este caso ocurra mañana, día 30.


Visita guiada al Johannes Kepler con Paolo Nespoli

El Edoardo Amaldi permanecerá atracado a la ISS al menos hasta septiembre, y durante este tiempo se utilizarán sus motores para elevar la órbita de la Estación en varias ocasiones mientras los tripulantes de la Estación van vaciando los 2.200 kilos de ropa, comida, experimentos, y demás carga que lleva el ATV-3 en su interior.

Esta es una maniobra que hay que realizar periódicamente pues aún a la altura a la que orbita la Estación el rozamiento atmosférico hace que pierda unos 100 metros de altitud al día como media, aunque en realidad depende de la altura, pues pierde altura más rápido cuanto más baja es la órbita.

Por su parte, el combustible y el agua que van a bordo del ATV pasan automáticamente a los depósitos de esta, pues durante la maniobra de atraque se conectan también las oportunas conducciones para hacer esto.

Terminada su misión, y cargado con la basura de la ISS, el Edoardo Amaldi se desintegrará en una reentrada controlada en la atmósfera igual que sus predecesores.

Con la llegada del ATV-3 a la Estación Espacial Internacional la ESA continúa con su buena racha actual, pues en seis meses ha lanzado con éxito un Soyuz con dos satélites Galileo a bordo, cuya fase de pruebas termina justamente hoy, el primer cohete Vega, y ahora el ATV-3.

Aparte de lo que cuente @ESA_es en Twitter, los ATV tienen su propio blog, Feed RSS ESA atv blog en el que se pueden seguir sus andanzas.

¡Ah!, en #ATVtweetup, Toulouse 27/28 March hay unas cuantas fotos del SpaceTweetup que permitió a 60 espaciotrastornados seguir en persona la llegada del Edoardo Amaldi a la ISS desde el centro de control de Toulouse.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear