Por @Alvy — 27 de Junio de 2016

La epigenética es el proceso mediante el cual el ADN interactúa con moléculas externas que activan y desactivan los genes de un ser vivo y que son debidas principalmente al ambiente en que se encuentran más que por la herencia genética. Tal y como cuentan en este vídeo de TED esto explica cosas como que dos gemelos idénticos puedan llegar a ser muy distintos con el paso del tiempo aunque compartan el cien por cien del material genético; simplemente lo que hacen durante sus vidas tiene influencias en las enfermedades o habilidades que pueden acabar desarrollando.

Como es sabido las nuevas células se especializan al poco tiempo como parte de los órganos de los seres vivos, desarrollándose para formar por ejemplo parte de un corazón o un riñón. Y aunque hay unos 200 tipos distintos de células todas tienen el mismo genoma básico; los cambios epigenéticos que muestran se deben a las sustancias químicas con las que interactúan a lo largo de su vida. Eso hace que se activen o desactiven ciertos genes, lo cual da lugar a distintas situaciones según la alimentación, las enfermedades que se sufran o incluso las «experiencias sociales» que viva el ser en cuestión (ej. estrés).

Los marcadores epigenéticos básicamente se borran cuando nacen nuevas células, pero hay quienes creen que algunos pueden también heredarse dando lugar a una descendencia con ligeras modificaciones epigenéticas que se comportarían según la conocidas leyes de la selección natural y la «supervivencia de los más aptos» – pues algunas de estas modificaciones son para bien y otras no tanto.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear