Por Nacho Palou — 12 de Agosto de 2002

Como cada agosto, las Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo llegan para ofrecer un espectáculo de estrellas fugaces en las claras y agradables noches de verano, cuando la Tierra atraviesa la órbita del cometa Swift-Tuttle. El periodo de este cometa, el tiempo que tarda en dar una vuelta completa a su órbita solar, es de unos 130 años y su última aparición se produjo a finales de 1992. Ese año la cadencia de las Perseidas fue de más de 300 meteoros por hora, cuando su nivel normal o THZ es de unos 120 meteoros por hora.

Esta noche del lunes 12 de agosto, a partir de las 22h TU (00h hora peninsular), será el momento de mayor intensidad que durará hasta bien entrada la madrugada, hasta que sea la luz del sol la que nos impida continuar disfrutando de la observación.

Para observar la lluvia de meteoros no es necesario ningún instrumento, basta con dirigir la vista hacia el sur-sureste (dependiendo de la hora de observación) en una zona de horizonte despejado y poca contaminación lumínica y ambiental.

Si quieres observar más meteoros, en la International Meteor Organization (IMO) está disponible el Calendario de Lluvias de Meteoros de la IMO para 2002 completo y en español

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear