Por @Wicho — 10 de Febrero de 2010

Después de despertarse al ritmo de Give Me Your Eyes por Brandon Heath, dedicada al piloto Terry Virts, el único novato en el espacio de la misión, la tripulación del Endeavour dedicó el segundo día de la misión STS-130 a las actividades que ya son estándar en las misiones a la Estación Espacial Internacional.

La más importante de ellas es la inspección del escudo de protección térmica de la nave mediante el Orbiter Boom Sensor System, el conjunto de instrumentos que se maneja con el brazo robot de esta y que sirve para tomar imágenes y mediciones detalladas de las losetas y de los paneles de carbono reforzado del morro y de los bordes de ataque de las alas.

La información recogida es enviada a tierra para que los miembros de un equipo especializado en esto las analicen para comprobar que no se ha producido ningún daño durante el despegue, algo que se hace en todas las misiones posteriores al desastre del Columbia, ya que fue precisamente un golpe en el borde de ataque del ala izquierda de este y al que no se le prestó la atención debida lo que provocó su desintegración durante la reentrada en la atmósfera.

George Zamka en el Endeavour - NASA
El comandante de la misión George Zamka ocupándose de la comida - NASA. Original y más fotos en STS-130 Flight Day 2 Gallery

Mientras sus compañeros terminaban esta inspección Nick Patrick y Bob Behnken revisaron los trajes espaciales que utilizaran durante los tres paseos espaciales de la misión y luego colocaron la cámara central del sistema de atraque del Endeavour que permite a los pilotos ver imágenes a través de este durante la maniobra de atraque con la Estación Espacial Internacional.

Virts y el comandante George Zamka se encargaron también de disparar los motores de maniobra del Endeavour para ajustar su trayectoria de aproximación a la ISS.

Fuente: STS-130 MCC Status Report #02 y STS-130 MCC Status Report #03.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear