Por @Wicho — 2 de Julio de 2014

Brotes de enfermedades evitables desde 2008
Brotes de enfermedades evitables mediante vacunas desde 2008

El estudio Safety of Vaccines Used for Routine Immunization in the United States [PDF 4,8 MB] analiza los resultados de otros 166 estudios realizados con grupos de control sobre los posibles efectos de las vacunas y, una vez más, llega a la conclusión de que las vacunas, en este caso las incluidas en el calendario de vacunas de los Estados Unidos, son seguras y efectivas.

Es cierto que los datos apuntan a que, en algunos casos, las vacunas pueden producir alguna reacción leve, y que en un porcentaje muy reducido de los casos, las reacciones pueden ser un poco más fuertes, pero en cualquier caso, la idea es que nunca debe dejarse de vacunar a los niños salvo que el médico lo indique así; saltarse los calendarios de vacunación tiene consecuencias muy graves, y no sólo para los niños no vacunados:

Más en concreto, este metaestudio descarta, de nuevo, ninguna relación entre la vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubeola) y el autismo.

Las conclusiones coinciden con las de otro metaestudio similar publicado recientemente por la Universidad de Sydney, así que no es un resultado que sorprenda, aunque sí es importante que estudios independientes lleguen a las mismas conclusiones, pues esto ayuda a despejar dudas –a quien aún las tenga– al respecto.

Por cierto que estos días salió por ahí un estudio que decía relacionar la exposición de mujeres embarazadas a pesticidas con el autismo pero en realidad lo que hicieron los autores fue estudiar los índices de niños diagnosticados con autismo cerca de plantaciones en las que se hubieran usado pesticidas, aunque sin comprobar si las madres habían estado realmente expuestas a estos; una vez más hay que recordar que correlación no implica causalidad.

(El metaestudio vía Vox, tuit de @albertocairo, y RT @Retiario).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear