Por @Wicho — 23 de Octubre de 2013

Tras 35 días, 3 horas, 18 minutos y 27 segundos la primera cápsula de carga Cygnus de Orbital Sciences ha terminado su misión desintegrándose en la atmósfera llevando en su interior materiales de desecho de la Estación Espacial Internacional después de haber dejado allí 731 kilos de carga.

La Cygnus alejándose de la EEI
La Cygnus alejándose de la EEI

Se trataba de la misión para certificar a la Cygnus para que pueda realizar vuelos de suministro a la EEI y dado que todo ha ido bien salvo un pequeño problema inicial con los datos GPS que enviaba la Estación al sistema de navegación de la cápsula que se arregló con una línea de software todo está listo para que la próxima Cygnus lleve ya a cabo la primera misión regular a la Estación.

Esta próxima Cygnus llegaba hoy, casualmente, al centro de lanzamiento para ser preparada para esta próxima misión, prevista para diciembre de 2013.

Llegada de la segunda Cygnus al centro de lanzamiento
Llegada de la segunda Cygnus al centro de lanzamiento

Con la Cygnus y la Dragon, que lleva ya cuatro misiones completadas, los Estados Unidos dependen ya menos de disponer de espacio en naves de carga como otros países como los ATV de la ESA, las Progress rusas, o los HTV de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial.

Tanto la Cygnus como la Dragon han sido desarrolladas bajo loas auspicios del programa de Servicios Comerciales de Transporte Orbital, una programa de la NASA para que empresas privadas lleven carga, y se espera que en breve, tripulantes a la EEI.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear