Por @Wicho — 11 de Febrero de 2016

¡Oh, no, varicela!Una de las decisiones más polémicas de Ana Mato durante su mandato al frente del Ministerio de Sanidad fue la de cambiar el calendario de vacunación y dejar de administrar la vacuna de la varicela a los bebés a los 12 meses, con la pertinente dosis de recuerdo a los 36 meses.

En su lugar, se pasaba a aplicar la vacuna a los preadolescentes de 12 años que a esa edad no hubieran pasado la enfermedad.

Y no contenta con eso, terminó por retirarla de las farmacias, con lo que algunos padres, preocupados por la salud de sus hijos, hacían viajes, primero a comunidades autónomas en las que todavía no se había retirado la vacuna de las farmacias, y más tarde a Portugal o Andorra; quedaba disponible sólo para su uso hospitalario.

Hizo falta un repunte del número de casos de varicela en el conjunto de España del 13,2 % en 2014 y de un 8,5 % adicional en 2015 para que esa decisión fuera reconsiderada, ya con Alfonso Alonso como ministro.

Así que tal y como se puede leer en El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las Comunidades Autónomas acuerdan vacunar de la varicela en la edad pediátrica temprana en 2016 la vacuna volverá a aplicarse, como antes, a todos los niños a los 12-15 meses (1ª dosis) y a los 3-4 años (2ª dosis).

Además, a partir del 1 de febrero se supone que ya está de nuevo en las farmacias.

La realidad, como cuentan en Bebes y Más, es un poco más complicada, ya que depende un poco de como cada comunidad autónoma que tenga las competencias de sanidad transferidas ejecute la decisión del ministerio, pero en cualquier caso es una muy buena noticia.

Como decimos siempre, las vacunas funcionan y salvan vidas (sí, se puede morir por una complicación de la varicela):

Y no sólo eso, han tenido un enorme impacto en la lucha contra las enfermedades contagiosas.

(Me recordó el asunto La Voz de Galicia).

Compartir en Facebook  Tuitear