Por @Alvy — 23 de Julio de 2016

Estas curiosas y extrañas burbujas gigantes de metano surgen bajo tierra y se quedan ahí… ¡Boing, boing! Las descubrieron científicos del Environmental Research Centre en la isla de Belyy en la Península de Yamal, en las gélidas tierras del norte de Rusia. Muy apropiado que lo publique el Siberian Times.

No he encontrado demasiada información sobre este tipo de burbujas, pero básicamente parece ser que las producen bacterias propias del terreno y simplemente se quedan ahí, bajo la capa de vegetación. Sí: es el mismo «mecanismo» de las flatulencias de las vacas, de modo que la imagen equivale a algo así como a la Tierra tirándose pedorretas.

Si al igual que tanta gente te preguntas qué sucedería si el protagonista del vídeo hubiera disparado a la burbuja con su rifle… Pues depende: si fueran de CO2 no pasaría nada, pero si tuviera una gran concentración de metano quizá al combinarse con el aire hubiera lanzado una buena llamarada de fuego – para luego extinguirse.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear