Por @Wicho — 25 de Marzo de 2015

Marathon Valley en Marte
Marathon Valley

Es cierto que ha tardado la friolera de once años y dos meses, pero el cuentakilómetros de Opportunity acaba de superar los 42,195 kilómetros, la distancia de una maratón, solo que en este caso recorridos sobre la superficie de Marte, tal y como se puede leer en NASA's Opportunity Mars Rover Finishes Marathon, Clocks in at Just Over 11 Years.

Opportunity es, de todos modos, ya desde 2014 el vehículo que mayor distancia ha recorrido sobre otro astro, superando los 37 kilómetros del rover lunar ruso Lunojod 2, récord que ostentaba ni más ni menos que desde 1973.

Lo del maratón tiene su gracia, pero no es especialmente relevante de cara a la misión; sí lo es, sin embargo, que un reciente reformateo parece haber recuperado el correcto funcionamiento de seis de los siete bancos de memoria flash del rover, tal y como cuentan en NASA Reformats Memory of Longest-Running Mars Rover.

De los 3968 soles, 4077 días, que lleva en Marte casi nunca tuvo la necesidad de usar los siete bancos de memoria, así que eso no debería ser un problema,

Estos bancos de memoria llevaban un tiempo dando problemas, por lo que Oportunity transmitía los datos que recolectaba cada sol, cada día marciano, que equivale a 1,03 días terrestres, antes de ponerse en reposo por la noche.

Pero esto suponía que estaba haciendo menos ciencia de la que podía hacer cada día, ya que había que hilar muy fino entre la capacidad de la RAM del rover y los tiempos de transmisión de los datos recogidos.

Ahora, con la memoria flash recuperada, Opportunity puede volver a trabajar prácticamente a tope, y guardar en la memoria flash los datos que no pueda transmitir antes de que se tenga que poner en reposo, pues la memoria flash no se borra.

Lo mires como lo mires no está nada mal para un cacharro que estaba diseñado para durar 90 soles.

Durante sus once años y pico en Marte Opportunity ha encontrado numerosos indicios de que nuestro vecino tuvo agua líquida sobre su superficie en el pasado, y condiciones que podrían haberle permitido albergar vida, al menos vida tal y como la conocemos.

Su gemelo Spirit tampoco lo hizo nada mal, aunque falleció por inanición en 2010.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear