Por @Wicho — 28 de Mayo de 2009

Spirit, uno de los rovers marcianos de la NASA, lleva ya unas semanas inmovilizado porque sus ruedas están medio hundidas en un suelo especialmente blando, con lo que los responsables de la misión se están pensando muy detenidamente qué hacer para no empeorar la situación.

Han barajado múltiples opciones hasta ahora, pero lo realmente curioso es que Julian, un niño de siete años, ha tenido una idea que coincide con una que ellos ya se habían planteado, que es utilizar el brazo de la cámara de Spirit apoyándolo en el suelo para que haga de trípode y así permita levantarlo y desatascar las ruedas:

Dibujo de Julian
El dibujo de Julian en TwitPic

A los conductores de Spirit les ha parecido tan genial que al chaval se le haya ocurrido esto que se han preocupado de localizarlo y le van a enviar un regalo.

Uno de ellos, por cierto, es Scott Maxwell, de quien ya hablamos hace algún tiempo porque mantiene Feed RSS Mars and Me: The unofficial diary of a Mars rover driver, un blog en el que va escribiendo sus notas sobre la misión.

(Vía Boing Boing Gadgets.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear