Por @Wicho — 16 de Enero de 2006

Carl Sagan escribía hace un cuarto de siglo en Cosmos:

El dinero gastado en la exploración espacial, gracias al empleo técnico y al estímulo que supone para la alta tecnología, tiene un efecto multiplicador sobre la economía. Un estudio sugiere que por cada dólar gastado en los planetas retornan siete dólares a la economía nacional. Y sin embargo, hay muchas misiones importantes y totalmente factibles que no se han intentado por falta de fondos: entre ellas, vehículos terrestres para que exploren la superficie de Marte, una cita cometaria, sondas de aterrizaje en Titán y una búsqueda a plena escala de señales de radio procedente de otras civilizaciones en el espacio.
Y resulta que con el retorno con éxito ayer de Stardust por fin todas estas misiones se han llevado a cabo. Por el orden que las cita:

(Gracias, Víctor; te he chorizado el texto de Sagan.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear